Las hemorroides en general se describen como estructuras fibrovasculares que funcionan como almohadillas es decir un conjunto de vasos sanguíneos y tejido conectivo situadas en la parte inferior del recto.

Existen 3 diferentes tipos de hemorroides:

LAS HEMORROIDES EXTERNAS

Las Hemorroides Externas o colgajos cutáneos son aquellas que se desarrollan en forma distal en el área circundante del ano y se encuentran cubiertas por piel muy sensible, rara vez presentan dolor, sangrado u otros síntomas.

Estas se encuentras debajo de la piel que esta rodeada por la parte del recto

LAS HEMORROIDES INTERNAS

Las hemorroides internas son venas hinchadas que se localizan en el interior del recto. Este tipo de hemorroides internas son las que están en la parte interior de la parte del recto, no se pueden sentir, o ver, pero se siente la irritación en el momento de evacuar. Solo en algunos casos, tras un esfuerzo o una irritación durante la defecación, es posible que se produzca un sangrado o un leve prolapso.

Normalmente, no se necesita tratamiento para hemorroides internas, ya que suelen desaparecer solas. Sin embargo, en el caso de que causen molestias, es posible aliviarlas así como evitar su aparición, pues pueden volver a surgir.

LAS HEMORROIDES TROMBOSADAS

Las hemorroides trombosadas o trombosis hemorroidal ocurre principalmente cuando presenta una hemorroide interna o externa que se rompe o queda presa en el ano, haciendo que la sangre se acumule en la región formando un coágulo que produce hinchazón y dolor intenso en la región anal.​

Generalmente, la trombosis hemorroidal es más frecuente en personas con estreñimiento y durante el embarazo, pero también puede presentarse por otras situaciones que aumenten la presión abdominal, como esfuerzo excesivo en el gimnasio, por ejemplo.

El tratamiento de la hemorroide trombosada se realiza de acuerdo a la causa y gravedad, pudiendo indicarse una cirugía o el uso de medicamentos dependiendo de la orientación clínica del proctólogo.

Son las hemorroides externas que acumulan sangre, y forman un coágulo y tienen a ser muy molestas

FACTORES QUE PROVOCAN LAS HEMORROIDES

  • Esfuerzo al evacuar los intestinos
  • Tener obesidad
  • Estar embarazada
  • Sentarse durante largos períodos en el inodoro
  • Tener relaciones sexuales anales
  • Seguir una dieta con un bajo contenido de fibras
  • Levantar cosas pesadas con regularidad
  • Tener diarrea crónica o estreñimiento